TIJUANA LE HACE VER SU SUERTE A OHTANI

Los campeones de la Liga Mexicana atacaron a la promesa japonesa con seis carreras en tres entradas.

TEMPE, Arizona — (ESPN). El japonés Shohei Ohtani tuvo una tarde de pesadilla al enfrentar al campeón de la Liga Mexicana de Béisbol, la tarde del viernes al abrir por los Angelinos de Los Ángeles.

Los Toros de Tijuana maltrataron con seis carreras en tres entradas a Ohtani, en la victoria de 8-7 sobre los Angelinos, en duelo de pretemporada que se desarrolló en el Estadio Diablo.

Ohtani aceptó la primera carrera en el primer episodio, cuando con dos fuera, Dustin Martin mandó detrás de la barda del prado derecho un lanzamiento de 95 millas de Ohtani, que toleró su segundo vuelacercas, pues el 24 de febrero en su primera salida le toleró uno a Keon Broxton, de los Cerveceros de Milwaukee.
Toros volvió a la carga en el segundo inning, al fabricar otras dos carreras. El veterano Jorge Cantú dio doblete, avanzó a tercera con wild pitch y anotó con sencillo del venezolano Juan Apodaca. Tras un pasbol, Justin Greene pegó otro imparable para enviar al plato a Apodaca.

Ohtani se metió en problemas en la tercera, al dar pasaporte a Martin y golpear a Cyle Hankerd. Enseguida, el exligamayorista Cantú le pegó doblete contra la barda para enviar a los dos corredores al plato.

Ohtani sólo cubrió las primeras tres entradas por los Angelinos y fue maltratado con seis anotaciones y cinco imparables. En su actuación ponchó a seis, regaló un pasaporte y golpeó dos veces a Hankerd.

Ohtani, de 23 años de edad, estaba programado para realizar 60 pitcheos en cuatro episodios, pero alcanzó 64 después de solo tres. En tres salidas en la pretemporada, suma 16 ponches con 10 carreras admitidas en seis episodios.

”Sentí como si hubiera hecho un montón de buenas pitcheadas y unas cuantas malas”, dijo Ohtani a través de su intérprete, de acuerdo con Orange County Register. ”Lo bueno que pude probarme con corredores en base, y pude escapar de situaciones”.

El receptor de los Angelinos, René Rivera, dijo que Ohtani ”se perdió un poco” durante su apertura, pero expresó su confianza en que prosperará contra los equipos de Grandes Ligas.

”Te voy a decir algo, una vez que las luces se enciendan, será un juego de pelota diferente”, dijo Rivera. ”Es difícil de lanzar aquí. No hay aficionados. No me malinterpreten, es [Tijuana] un buen equipo, pero no es un equipo de Grandes Ligas. La adrenalina no está ahí. Una vez que se enciendan las luces y digan: ‘a jugar pelota’, verás algo diferente. Más velocidad, pitcheos más a tono. Va a ser Ohtani. Tienes que darle tiempo”.

”Los ajustes deben hacerse con la pelota, en el montículo y con todo”, dijo Ohtani. ”Esa puede ser una de las razones por las que me están pegando”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*