BATAMOTE Y PADRES SON LOS FINALISTAS

*Las Ligas Peimbert Camacho de Guasave y Japac de Culiacán vencen a Cardones de Mazatlán y “Clemente Grijalva” de los Mochis.

*Este domingo la gran final de la Copa del Rey en el Carranza limón.

Por Jesús Álvarez Palafox

Los Legumbreros del Batamote y los Padres de la Liga Japac, serán los protagonistas de la gran final al dejar en el camino a Cardones de la Liga de Mazatlán y Agrocheríos de la Liga Clemente Grijalva en la jornada  sabatina de la Copa del Rey que se lleva a cabo en Guasave y en Culiacán.

En esta segunda edición, los integrantes de la Liga Arturo Peimbert llegan a la gran final después de que en la primera edición, el cuadro del Maquipo se llevó los máximos honores, la gran final se llevará a cabo este domingo en el estadio Carranza Limón de Guasave en punto de las dos de la tarde.

Precisamente en el Carranza Limón, los Legumbreros del Batamote  de la Liga Arturo Peimbert y Agrocheríos Cintar de la Liga Clemente Grijalva, se vieron las caras y los guasavenses enseñaron un pitcheo bastante dominador  el cual prácticamente le dio de comer en la mano a los “Clementeros”.

El encuentro concluyó al son de 7-1 con u hermético pitcheo de Kevin Salas quien durante ocho entradas lanzó juego sin hit y si carrera, Martín Lugo fue quien le rompió el encanto al pitcher del Batamote rompiéndole el doble cero. En esta ocasión Lemuel Mondaca no salió muy efectivo y cargó con el descalabro contando con relevos de Alejandro Román, Arturo López, Ramón Morales y Jaime Espinoza.

Julio Valdez fue de los arietes bateando de 4-4, Alejandro Rodríguez se fue con tres producciones con un doblete y Fernando Verdugo se fue de 4-2. Jorge Gutiérrez bateó par de hits y Martín Lugo un doblete, ambos de Agrocheríos Cintar.

En otro encuentro efectuado en Culiacán, los Padres de la Lija Japac, alcanzaron el boleto a la gran final al imponerse a Suéter-Liga Cardones al son de 6-3.

Una victoria que se adjudicó Julio Gutiérrez quien contó con el salvamento de José Ángel Uzeta mientras que Osvaldo Marrujo cargó con el descalabro.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*