EL REGRESO DE DURAZO A MONTERREY

MONTERREY, Nuevo León – Aunque en años recientes los Diamondbacks se caracterizado por concentrar sus esfuerzos en el mercado mexicano en el estado de Sonora y la ciudad de Hermosillo, Monterrey es una sede bien importante en la historia de la franquicia de Arizona.

De hecho, este fin de semana, con la serie de dos partidos entre los Diamondbacks y los Rockies en el Estadio de Béisbol Monterrey, vuelve la mayor figura de esa relación entre Arizona y los Sultanes: Erubiel Durazo, quien empezó su carrera profesional con dicho equipo de la LMB y llegó a los Diamondbacks a finales de la década de los 90.

“Estoy agradecido con esta organización (Sultanes), que me dio la oportunidad de jugar en los Estados Unidos”, dijo Durazo durante una rueda de prensa realizada entre los Diamondbacks y los Sultanes en el nuevo Salón de la Fama del Béisbol Mexicano en el Parque Fundidora de esta ciudad.

Efectivamente, Durazo fue parte de un grupo de jugadores observados y reclutados para los Diamondbacks, organización nueva en Grandes Ligas en aquel momento de los 90, por el legendario scout Roland Hemond. Durazo, quien propulsó a Arizona hacia la Serie Mundial del 2001 con un jonrón clave frente a Tom Glavine en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional de aquel año, vuelve ahora a Monterrey como directivo de los Diamondbacks y parte de la delegación de Arizona para esta serie vs. los Rockies.

“Fui parte pionera de este proyecto de los Diamondbacks”, expresó Durazo, quien junto a Edgar González, Oscar Villarreal y Jorge de la Rosa llegó a jugar tanto con Sultanes como el equipo del desierto en Grandes Ligas.

Para el presidente y máximo Ejecutivo de los Diamondbacks, Derrick Hall, expandir el alcance de los Diamondbacks de Hermosillo a Monterrey es un paso importante. Y, además, es una forma de “regresar al futuro” con el historial entre su equipo y los Sultanes.

“Es un honor estar aquí en Monterrey”, dijo Hall, quien siempre ha resaltado a México como alta prioridad a la hora de promocionar a los Diamondbacks. “Los jugadores van a querer volver. Parte de la emoción de ellos es que ustedes (los encargados de las series aquí) fueron grandes anfitriones para los Padres y los Dodgers el año pasado. Esa fama corre por el mundo del béisbol y nuestros jugadores están emocionados y entusiasmados por hacer esto”.

Para José “Pepe” Maiz García, presidente de los Sultanes, el hecho de recibir a los Diamondbacks y los Rockies—al igual que Rojos-Cardenales en abril y Astros-Angelinos en mayo—es parte del crecimiento de los lazos entre México y las Grandes Ligas. Y en particular, vuelven a acercarse D-backs y Sultanes.

“Es un equipo que le gusta tener jugadores mexicanos y quiere tener más mexicanos”, dijo Maiz García. “Para nosotros es una serie muy interesante, muy importante. Somos de los que más peloteros mexicanos hemos mandado a los Diamondbacks y nos da mucho gusto que regrese Erubiel Durazo”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*