DESDE LA BUTACA

   “El Caso Bonilla”

Este domingo 2 de junio se celebraran en Baja California votaciones para elegir nuevo gobernador y el candidato de MORENA Ing. Jaime Bonilla va en “Caballo de Hacienda” para romper la hegemonía del Partido Acción Nacional el cual gobierna desde 1989.

Pero ¿Que tiene que ver este asunto político con el tema de Béisbol que es lo que se trata en este espacio? Las nuevas generaciones de aficionados probablemente no sepan de la turbulenta  etapa que se vivió en la Liga Mexicana del Pacifico por allá a mediados de los 80´s  cuando incluso se llegó a poner en riesgo la operatividad del circuito.

¿Cómo fue?

Entre 1986-88  los ex tintos Potros de Tijuana empezaron a soltar billetes a manos llenas y de la noche a la mañana obtuvieron vía cambio a jugadores de renombre principalmente  de equipos como Cd. Obregón, Navojoa y Guasave. Estelares como Jesús “Chito” Ríos, Arturo González, Mario Mendoza, Rosario Rodríguez, Mercedes Esquer, Ramón Serna, además de extranjeros de gran nivel cómo Tim Leary, Tommy Hinzo y Brady Anderson formaron parte de aquellos Potros.

Luego de abrir la chequera sin ningún pudor y armar rosters de miedo, los demás equipos se inconformaron y se estableció la regla del veto en cambios disparejos. Para la campaña 86-87 la directiva tijuanense se negó a pagar la fianza y a pesar de los exhortos del Presidente de la Liga el Cap. Rafael Limón García corría el tiempo y no se hacia el pago. Luego de advertirles que estaban en riesgo de perder la Franquicia y vender a sus jugadores, la respuesta de los fronterizos fue la amenaza de demandar a la Liga. El asunto se puso difícil pero al final ambas partes se arreglaron. Esa temporada Potros llego a la final la cual perdió ante Venados…pero lo peor estaba por venir.

Encontronazo

Ya con todo un trabuco armado, Potros se proclamó campeón el 87-88, en el primer playoff se enfrentaron a Águilas de Mexicali quienes arrancaron con 2 victorias en Tijuana y terminaron perdiendo la serie 5-3. El comentario que rondaba en el ambiente fue que varios jugadores emplumados se habían vendido y que gracias a esto los Potros accedieron a la siguiente ronda. Esta acción no se pudo probar, pero en Mexicali este suceso es muy recordado por los aficionados de la vieja guardia quienes aseguran que hubo mano negra. Después en semifinales superaron a Naranjeros de Hermosillo en 7 juegos y en una final muy cuestionada, se coronaron al barrer a Mayos de Navojoa.

Ya en la Serie del Caribe celebrada República Dominicana, la sangre llego al rio al enfrascarse en tremendas discusiones el capitán Limón con directivos de Tijuana, expulsando al presidente del Club, quien regreso de inmediato a México a planear su estrategia que culmino en una millonaria demanda contra la Liga y su presidente. El ambiente se puso muy álgido, al parecer la manera en que se procedió contra el Presidente de Potros de Tijuana no fue la correcta y este tenía elementos de sobra para ganar la demanda que ascendía a Diez mil millones de viejos pesos, una cantidad impagable de perder el juicio y pondría en riesgo a la Liga Entera. El proceso legal fue muy difícil y desgastante. Luego de algunos meses, se logró llegar a un acuerdo por una suma mucho más baja(quinientos millones de viejos pesos) y acordaron que cada club pagaría cincuenta y cinco millones. Luego de esto, los campeones quedaban fuera de la Liga y sus jugadores fueron sorteados en un Draft.

¿Víctima o Culpable?

¿Saben quién era el dueño de Potros de Tijuana y cabeza de todo este relajo? Nada más y nada menos que el Ing. Bonilla quien desde entonces fue vetado. Ahora, en caso de que asuma la gubernatura ¿Tendrá algún tipo de impacto en LMP? ¿Buscaría el regreso de Tijuana? Primero tiene que ganar y luego ya veremos…

De Botepronto:

¿Cuánto equivaldrían hoy en día diez mil millones de viejos pesos? doscientos cincuenta y dos millones de pesos actuales.

Que tengan un excelente día.

Hermosillo, Sonora a 31 de mayo del 2019.

Dr. Tomas Alonso López Ríos

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*