DE JUGADOR A PREPARADOR FÍSICO

Mario Iván Argüelles prepárandose como trainner en la Academia del Carmen.

El joven de Olas Altas Mario Iván Argüelles se prepara como “Trainner” con los Leones de Yucatán en el Centro de Alto Rendimiento.

Por Jesús Álvarez Palafox

Una nueva faceta dentro de su carrera como beisbolista, pero ésta a nivel profesional, es la que está teniendo al aún muy joven Mario Iván Arguelles que al igual que muchos jóvenes buscan su desarrollo en el ahora llamado Centro de Alto Rendimiento que se encuentra en el Carmen, Nuevo León

Mario Iván Arguelles, es el nombre de este joven oriundo del Ejido Olas Altas y quien después de su paso por la pelota regional y aprovechando sus estudios como Maestro de Educación Física, busca otra faceta dentro del rey de los deportes, lo importante como dicen muchos es mantenerse dentro de lo que los apasiona.

Egresado de la Escuela Superior de Educación Física en la Universidad Autónoma de Sinaloa en la ciudad de Culiacán, Mario Iván proviene de una familia netamente beisbolera y como mencionamos líneas arriba, de una comunidad donde se desayuna, come y cena con el beisbol como es el ejido Olas Altas en el Municipio de Ahome.

Ahora dentro de una etapa más de su trayectoria, busca hacer carrera como Trainner, (preparador físico) elementos que son muy valiosos no solamente dentro de un equipo de beisbol, sino también dentro del deporte en general. Simple y sencillamente son las personas que se encargan de que todos los jugadores estén en óptimas condiciones físicas para el buen desarrollo en el campo de juego.

Hay un dicho muy popular que dice que “El que persevera alcanza” y aquí nuestro protagonista hace bueno aquello de que cuando se quieren hacer las cosas se hacen.

SU TRAYECTORIA

Mario Iván Arguelles, inicio dentro del beisbol hace ya algunos calendarios, ver como parte de su familia son beisbolistas incluyendo a su papa, era cosa común cada fin de semana en su casa.

Fue así como inicio su trayectoria en las diferentes ligas regional de Mochis y Guasave, fuertes circuitos como las Ligas ejidales CNC del Norte de Ahome y López Pineda, de ahí brincó a la fuerte pelota de la liga “Clemente Grijalva” de primera fuerza así como la Liga “Arturo Peimbert” de Guasave.

Gracias a su carrera profesional como maestro de Educación Física, Mario Iván recibe la invitación para trabajar en la Academia del Pacífico en Mazatlán donde empezó a picar piedra hasta que los Leones de Yucatán le vieron tablas como para hacer carrera como preparador físico y es así como el conjunto melenudo le brinda la oportunidad  enviándolo al Centro de Alto Rendimiento en el Carmen, Nuevo León donde de momento está con  los prospectos de esta organización en la llamada Liga Nacional de Prospectos en tierras neoloneses.

Cabe mencionar que antes de esta aventura, nuestro personaje después de graduarse tuvo la oportunidad de trabajar cuatro años como maestro de Educación física En el Colegio Montessori y JJ Fernández de Lizardi.

Simpre pendiente del buen estado fisico de los prospectos.

TRABAJANDO CON LOS PROSPECTOS

Como mencionamos, el trabajo de un preparador físico es de tal importancia para la organización, de ahí que estos jóvenes se preparen a fondo para conocer con detalles todo lo concerniente para que los peloteros lleven un entrenamiento de primera nivel.

Mario Iván, nos dice que es interesante el trabajo el cual es de toda la semana a excepción del día lunes que es cuando se marca el descanso.

Argumenta que se juegan cinco días de la semana por la mañana, después viene un leve descanso para volver a la actividad por la tarde el cual se marca como día técnico dedicado a prepararse sobre el campo de juego, “Mi trabajo es mantener a los muchachos en buenas condiciones y atenderlos en caso de lesiones” especifica.

En cuanto a lo que se espera, el nativo de Olas Altas dice que no conoce aún los planes de los Leones de Yucatán para con él, podría quedarse en el Centro de Alto Rendimiento o bien podría ser enviado a alguna liga invernal como la Peninsular o la Liga Rockie.

Por lo pronto, mantiene con entusiasmo su trabajo y lo mejor es que sigue metido de lleno dentro del beisbol, si bien es cierto, diferente ya que sigue en el campo de juego pero sin el guante y el bat.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*