ASTROS-YANQUIS POSPONEN EL CUARTO ENCUENTRO

Por Jake Seiner/Associated Press

NUEVA YORK — Un día lluvioso en el Bronx le deparará la prueba más exigente al sensacional bullpen de los Yanquis de Nueva York: cuatro juegos, cuatro días y un déficit por remontar ante los Astros de Houston en la serie de campeonato de la Liga Americana.

El cuarto juego de la serie, previsto para la noche del miércoles, fue pospuesto debido al pronóstico de lluvia. Será disputado la noche del jueves, con el quinto partido pautado para el viernes en el Yankee Stadium.

De ser necesario, los equipos se medirán el sábado en Houston en un sexto juego. Los Astros derrotaron 4-1 a Nueva York en el Bronx la noche del martes para tomar una ventaja de 2-1.

El ganador se topará con Washington, que podrá tener a su formidable rotación bien descansada, en la ciudad de la Liga Americana, a partir de la noche del martes.

Con los Yanquis dependiendo más que nunca del bullpen este mes, los Astros asoman con la ventaja por tener a abridores que cubre más innings.

«Si vamos a ganar este serie, nuestro bullpen tendrá una función enorme, sin duda», dijo el manager de los Yanquis Aaron Boone. «Pero tenemos que recibir algo más de nuestros abridores».

Se espera que Houston tenga a Zack Greinke como abridor ante Masahiro Tanaka de los Yanquis, reeditando la pulseada del primer juego. Ambos subirán al montículo con el descanso normal. Tanaka lanzó seis innings dominante para llevar a Nueva York al triunfo por 7-0.

Los Astros también anunciaron que Justin Verlander abrirá el quinto partido con descanso completo. Viene de lanzar pelota de dos carreras hasta el séptimo inning en la victoria por 3-2, luego de 11 innings, en el segundo juego el domingo.

«Fue una fácil decisión», dijo el manager de los Astros AJ Hinch.

Nueva York recurrirá a James Paxton. El zurdo fue relevado tras permitir una carrera en dos innings y un tercio, en el segundo juego, conjeturándose si los Astros sabían de antemano los pitcheos que iba a tirar.

Ambos equipos contemplaban abrir con relevistas el miércoles, y el día libre encaja bien en los planes del manager de los Yanquis Aaron Boone tras usar a cinco relevistas para cubrir cuatro innings y dos tercios el martes. El abridor Luis Severino empleó 36 lanzamientos en el primer inning y fue sacado en el quinto. Boone apeló a sus relevistas Chad Green, Tommy Kahnle, Adam Ottavino y Zack Britton en la derrota, aunque ninguno excedió los 11 pitcheos.

Casi con seguridad, Nueva York apelará al bullpen para una apertura, probablemente en el sexto partido. Boone ha exprimido a sus relevistas, pidiéndoles cubrir 15 1/3 de los 28 innings en la serie – una dura tarea con todo y los días libre de octubre. La posposición deja Aroldis Chapman, Britton y el resto del grupo sin suficiente tiempo de reposo.

Tanaka ha sido la mejor apuesta de Nueva York para una apertura de larga duración esta postemporada. Apenas empleó 69 lanzamientos para cubrir seis innings en el primer duelo, con lo que ahora presume de una marca de 5-2 con 1.32 de efectividad en la postemporada.

«Cada vez que enfrenta un momento grande, cuenta con la capacidad de domar el juego y hasta de quitarle velocidad a sus pitcheos en vez de lanzar a pura fuerza», dijo Hinch. «Me gustaría que fuéramos más disciplinados en los turnos, pero es más fácil decirlo que hacerlo con el repertorio que tiene».

Greinke, el ganador del Cy Young en 2009 que fue adquirido en un canje con Arizona el 31 de julio al vencer el plazo para traspasos, lleva dos malas actuaciones esta postemporada. Permitió seis carreras y no pudo completar el cuarto inning ante Tampa Bay en el tercer juego de la serie divisional, y los Yanquis le zarandearon con un par de jonrones y anotarle tres carreras en seis innings al iniciar la serie de campeonato.

Los Astros también podrían recurrir en demasía al bullpen en un posible sexto juego, aunque su estrategia difiera a la de Nueva York.

Mientras que los Yanquis probablemente no tendrán a un pitcher que trabaje más de dos o tres innings, Houston se conformaría con cuatro o cinco innings del abridor mexicano José Urquidy. Eso no dejaría fundidos a sus brazos para una tanda de cuatro días.

«Cuán beneficioso es quizás más fácil de responder tras verlos trabajar y cómo se plantea el pitcheo», dijo Hinch sobre la posposición. «Tocará esperar».

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*