JASON HEYWARD ENCABEZA AYUDA PARA LOS MÁS NECESITADOS

Jason Heyward

Por Jordan Bastian/MLB.com

CHICAGO — Un grupo de estrellas del pasado y el presente de los Cachorros están poniendo de su parte para ayudar a los más necesitados durante la actual pandemia de coronavirus. El guardabosque Jason Heyward es ahora quien ha decidido ofrecer una mano, enfocándose en familias impactadas por el virus.

La agencia que representa a Heyward, Excel Sports Management, anunció el miércoles que el jardinero ha hecho una donación total de US$200,000 a par de organizaciones caritativas con sede en Chicago. Heyward envió US$100,000 a MASK Chicago, que está recolectando suministros y comida para familias afectadas, y otros US$100,000 al «Greater Chicago Food Depository».

Mientras tanto, el primera base de los Cachorros, Anthony Rizzo — a través de su fundación — ha estado proveyendo comidas calientes a las enfermeras del Lurie Children’s Hospital de Chicago. El hospital es uno de los principales centros de atención pediátrica en Estados Unidos, y la comida que está siendo servida por la fundación «Anthony Rizzo Family Foundation» viene de restaurantes del área de Chicago.

Se puede hacer una donación de US$20 simplemente enviando «HOPE44» en un mensaje de texto al 52000. La gente que quiere contribuir también puede ir a rizzo44.com/donate.H

Equipos donan un millón de dolares para pagar a trabajadores

La leyenda de los Cachorros y miembro del Salón de la Fama, Ferguson Jenkins, también está usando los fondos de sus peticiones en Cameo – una aplicación donde se puede pagar a las celebridades para que te manden un mensaje personal — esta semana para ayudar a los trabajadores del Sloan Park impactados por la cancelación de los Entrenamientos de Primavera.

Los equipos de Grandes Ligas también han decidido ayudar a miles de empleados de los estadios que dependen de los juegos para recibir ingresos. Cada equipo está donando US$1 millón para ayudar a la causa.

EMPLEADOS DE ESTADIOS DE GRANDES LIGAS NO QUEDARÁN DESPROTEGIDOS

ESPN

Las 30 franquicias de las Grandes Ligas aportarán $1 millón cada una para ayudar a cubrir los salarios de los empleados de sus respectivos estadios, que se vieron afectados por el aplazamiento del coronavirus

«Motivados por el anhelo de ayudar a personas importantísimas del mundo del béisbol cada equipo se comprometió a donar $1 millón», dijo el comisionado Rob Manfred en declaraciones escritas a ESPN.

«Los clubes anunciarán por su cuenta más detalles sobre este esfuerzo», sostuvo Manfred.

«Estoy orgulloso de que nuestros clubes se hayan unido de manera tan rápida y uniforme, para apoyar a estas personas que aportan tanto al juego que amamos», sentenció.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*