URÍAS SIN DESICIÓN PERO CON MARCAS PERSONALES

ESPN

LOS ÁNGELES –– El mexicano Julio Urías no pudo mantener una ventaja de par de carreras que él mismo se ayudó a fabricar, pero alcanzó a establecer dos marcas personales, antes de salir en el sexto inning cuando Los Dodgers de los Ángeles empataba 3-3 ante  Los Filis de Fuladelfia el martes por la noche.

Urías dejó a corredores en primera y segunda bases y otro mexicano, Víctor  González, entró a sacar el tercer out ante el único bateador que enfrentó en la parte alta de la sexta entrada para mantener el empate, que dejó a Urías sin decisión cuando buscaba ser el primer pitcher en MLB con 10 triunfos en la temporada.

El zurdo de Culiacán, que se quedó con marca de 9-2, rebasó por primera vez en seis campañas los 85 ponches y por primera ocasión alcanzó al menos las 80 entradas lanzadas en una temporada, al batir marcas personales que estableció en 2019. Falló en su intento de conseguir dos dígitos en triunfos por primera vez en su carrera.

Urías –96 lanzamientos, 69 strikes– ponchó a cinco bateadores en el partido para llegar a 90. En el segundo episodio abanicó a Rhys HOskins para rebasar su marca de 85 y en ese mismo episodio –tras tolerar jonrón solitario a Andrew McCutchen– dominó a Alec Bohm con línea a las paradas cortas para llegar a 80 entradas lanzadas por primera vez.

Con las cinco entradas y dos tercios lanzadas en el juego ahora tiene 84. En total recibió seis imparables con tres carreras –dos limpias– y completó su labor con par de pasaportes.

Urías no aguantó la ventaja en la quinta, cuando Phillies aprovechó par de errores para anotar dos carreras con un sencillo de Odubel Herrera, en batazo que produjo una e hizo anotar otra al pifiar la bola en el prado izquierdo Matt Beaty. Los Dodgers al final se llevaron la victoria por 5-3 gracias a Mookie Betts.

Betts abrió el episodio en el séptimo enviando un lanzamiento de Ranger Suárez (2-1) por encima del muro entre el jardín izquierdo y el central, con lo que puso a Los Ángeles 4-3 arriba. Betts, que sumó tres hits, también aseguró la victoria con un sencillo remolcador en el octavo.

El partido se jugó en el Dodger Stadium ante el público más numeroso –52,078 personas– en un encuentro de liga de un deporte profesional en Estados Unidos desde que comenzó la pandemia del coronavirus.

La victoria fue para Joe Kelly (2-0), el tercero de cinco pitchers de los Dodgers, que trabajó en un séptimo en blanco. Blake Treinen se encargó del noveno y logró su tercer salvamento.